Se necesita concentración

La concentración está muy unida a la atención. Esta marca aquello que interesa, aquello a lo que se va a prestar interés. A veces es el propio objeto el que atrae el interés, en otras ocasiones es la motivación la que proporciona la atención necesaria. Así pues nuestros/as hijos/as  atienden sin esfuerzo a cualquier estímulo como juguetes, televisión, juegos de ordenador pero enseguida  se cansan si no mantienen la concentración el tiempo necesario para terminar la actividad. Por ello es conveniente desarrollar la concentración, para ello se puede aprovechar este tiempo más hogareño para fortalecer la concentración, bien a través de juegos que la estimulan como los juegos de mesa, de cartas, cubo mágico, o cualquier juego de ordenador que exija una implicación de toda la persona.

Si se entrena en una buena concentración cualquier tipo de actividad que se realice saldrá fortalecida y beneficiada ya sea el deporte, algo que nuestros/as hijos/as practican con entusiasmo, como en el estudio algo que nos gustaría que practicaran con entusiasmo.

pic

Para estimular la concentración en el estudio es indispensable reforzar actitudes que la favorezcan como:

-Interés y voluntad a la hora de estudiar

Planificar el estudio de un tema o el desarrollo de un problema de forma muy concreta, durante tiempo corto, no mas de 30 minutos.

-Transcurridas una hora de estudio descansar brevemente para relajarse de la concentración mantenida hasta ese momento.

-Cambiar la materia de estudio: así se podrá mantener por más tiempo la concentración. Si se dedica una hora a una asignatura haciendo dos descansos de 5 minutos puedes dedicar otras dos horas a asignaturas distintas, con descansos un poco más prolongados de 8-10 minutos sin que descienda tu concentración

-Tomar apuntes: Durante las explicaciones de clase  hay que estar en disposición de sintetizar mentalmente y por escrito en frases cortas los detalles de interés, así se logrará concentración y atención.

    Si se logra una buena concentración cualquier capacidad se puede duplicar en potencialidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *