Pensar…..Aprender a pensar

Cuantas veces oímos a los alumnos quejarse de que no saben estudiar y lo que les ocurre es que pretenden estudiar sin pensar (desgraciadamente alguna vez les ha permitido aprobar) o que después de haber estudiado mucho han hecho mal el examen, por no haber sido capaces de pensar en el examen entre otras cosas. También oímos quejarse a los profesores de que sus alumnos no son capaces de analizar un texto, resolver problemas de lógica o enfrentarse a un trabajo más creativo que el mero memorizar.

pensar2

 

¿Qué es pensar? Nos gusta esta definición: “ Poder ver sin que me muestren, oír sin que me hablen y sentir sin que me toquen”, es decir, tener una “pizarra mental”.  Pero pensar es más que eso, es más que ser capaz de reproducir sensaciones, pensar es RAZONAR:  analizar y sintetizar elementos, deducir e inducir ideas, pensar de forma crítica y  creativa.

Queremos que nuestros alumnos tengan capacidad reflexiva, adquieran conocimientos relacionados  y significativos para que puedan utilizarlos para aprender otros, argumenten a favor y en contra de un tema con espíritu crítico y sepan buscar soluciones creativas.

¿Por qué no piensan? Puede ser por pereza mental, malos hábitos de estudio, exámenes que miden la memorización repetitiva, ansiedad, desinterés o dificultad para comprender la materia.

¿Qué se puede hacer? Planteamos tres formas de abordarlo diferentes y no excluyentes que se complementan. Por un lado se pueden ejercitar las distintas aptitudes intelectuales (Razonamiento verbal, abstracto, numérico y espacial, entre otros). Hay programas (Feuerstein, Proyecto Harvard…) que son un excelente entrenamiento cognitivo, una gimnasia mental que desarrolla las herramientas que necesitan para pensar. En segundo lugar hay programas que inciden en la forma de enfrentarse al estudio, enseñándoles métodos activos que favorezcan la concentración y les ayuden a pensar y a ser autónomos en su aprendizaje (Aprender a aprender, Técnicas de estudio). En tercer lugar es importante que los alumnos puedan aprender a pensar en clase, mientras aprenden las distintas asignaturas y eso depende de cómo el profesor enfoque la impartición de su asignatura.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *