Para aprender a pensar “descárgate” estas apps

En nuestros Cursos para Aprender a estudiar insistimos a los estudiantes que la mejor técnica de estudio es PENSAR. Para el que lo hace, es algo natural pero para el que no está acostumbrado, no es fácil aprender a hacerlo. Se puede aprender a razonar realizando ejercicios de las distintas operaciones del pensamiento (observación, clasificación, comparación…) que luego se apliquen al estudio, es una “gimnasia mental” muy recomendable, pero no siempre los estudiantes están dispuestos a dedicar tiempo extra y por eso hemos ideado distintos hábitos mentales que nos ayudan a razonar, a pensar en la práctica diaria. Ahora el problema es que los estudiantes nos escuchen y se animen a adquirir estos hábitos. Sabemos que cuando se trata de descargarse aplicaciones en el móvil, y más si son gratuitas, son “todo oídos”, así que vamos a hablarles en su idioma y vamos a llamar a estos hábitos,  APLICACIONES….MENTALES.

 

APLICACIONES que ayudan a pensar:images

1.PIZARRA MENTAL: Dicen que pensar es “ver sin que me muestren, oír sin que me hablen y sentir sin que me toquen”. Mientras lees o estudias algo, trata de reproducirlo mentalmente en una pantalla o pizarra mental, con todos los detalles posibles, lo que te ayudará a concentrarte en ello. Siempre que puedas convertir las ideas en imágenes, se grabarán mejor en tu memoria.

2. TUNEADOR de TEXTOS: Ante un texto de cierta complejidad, os proponemos la lectura detenida, “armados” con un bolígrafo que además de subrayar lo importante (siendo muy selectivo, incluso “tacaños”),  destaca las palabras clave, las escribe al margen cuando el concepto general no está explícito en el texto y señala las ideas de distintas formas lo que permite organizar los conceptos como paso previo al esquema.

3.TRADUCTOR SIMULTÁNEO: Como decía el genial Einstein: “no has entendido algo hasta que eres capaz de” explicárselo a tu abuela”, es decir, entendemos una idea cuando somos capaces de sintetizarla (simplificarla sin cambiar su significado). Se puede aplicar a 2 niveles:

  • Escrito: Al  leer, vas diciéndolo con tus palabras, dando sentido para que “mi abuela”, o cualquiera, lo entienda. Te puede ayudar  ir formulando preguntas que se respondan con el contenido que tienes delante, e incluso busca más información que eches en falta y te interese completar. Así, cuando vas a memorizarlo, no tratas de repetirlo sino de explicarlo.
  • Oral: Al tomar apuntes en clase, actúa como un periodista que escucha y toma notas simplificadas de lo que el profesor va explicando y eso te ayuda a concentrarte y aprovechar la clase.

4. CONECTOR DE REDES: La memoria funciona conectando ideas, los conceptos aislados solo se memorizan a corto plazo, nunca a largo plazo. Por eso, mientras estudias, vas relacionando las ideas entre sí. Algunas relaciones son sencillas pero otras no son tan obvias, por falta de conocimientos o por ser material poco significativo. En cualquier caso, no te conformes y pregunta al profesor hasta que consigas encontrar la conexión.

5.VOZ INTERIOR: Cada vez hay más estudios que demuestran que “hablar solo” no solo no es enfermizo sino que ayuda a pensar. Es preferible que sea voz silenciosa o interior. Sirve para muchas cosas, nos obliga a “arrancar a pensar”, tanto para organizar nuestro tiempo, dirigir nuestra acción cuando es algo que requiere pasos muy concretos, como para razonar algo que no vemos claro.

6.Para acabar, Einstein insistía en la CURIOSIDAD como el camino del conocimiento y él es un claro ejemplo: Trata de aprender y no solo preparar un examen, estudia como si te interesara el tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *