Estudio pensando, no solo repitiendo ¡NO SOY UN LORO!

En posts anteriores hablábamos de los que estudian como las gallinas cuando empollan, de una forma muy pasiva y necesitan muchas horas para conseguir asimilar conocimientos. También hablábamos de los que estudian rumiando la información como los herbívoros. Estos están un poco más activos, porque piensan lo que están diciendo,  pero no acaban de digerir los contenidos por lo que siempre sienten que les falta tiempo, que todavía no se lo saben…

Hoy os presentamos 2 nuevos “ejemplares”, esta vez del mundo de las aves. Por un lado están los estudiantes que como las palomas  picotean aquí y allá. Son chicos y chicas que no se centran al estudiar, cogen el libro y lo leen por encima, pero entonces recuerdan que también en este examen entran unas fotocopias y tratan de encontrarlas en la carpeta, la mochila…probablemente en mitad de la búsqueda reciben varios avisos del móvil que deben atender. Como las fotocopias no están donde debían,  deciden imprimirlas porque en la plataforma del “insti” está todo pero la impresora no tiene tinta…Estos necesitan “ ir al palomar” para aprender a organizar el material, planificar su tiempo y centrar su atención en unos objetivos claros de trabajo. No es que no sepan estudiar sino que no consiguen llegar al momento de hacerlo.

palomas

Por otro lado están los que estudian asemejándose a los loros. Son aquellos que aprenden a base de repetir las frases al pie de la letra pero sin entender lo que dicen. Normalmente su técnica consiste en avanzar, párrafo a párrafo, muy lentamente porque aprender cada párrafo les cuesta bastante rato. El método es sencillo pero muy ineficaz: repetir y repetir. Desgraciadamente llegan a creer que es la única forma de hacerlo porque, según ellos, los  profesores se lo piden al pie de la letra.

loros

Esto no es una caricatura, no exageramos, es real y sucede en alumnos de Primaria, de la ESO y hasta de Bachiller. De hecho la fuente de inspiración de este artículo es una alumna que se examinó en la 2ª Convocatoria de Selectividad de 2015. Una chica perfectamente capaz,  pero con malos hábitos de estudio. Al principio decía lo que dicen muchos “llevo ya muchos años estudiando así, ¡ no voy a cambiar ahora; estudiar de otra forma es imposible” Pero no tiramos la toalla, conseguimos cambiar ese vicio adquirido de memorizar a base de repetir, descubrió que si leía y pensaba en lo que leía…entendía! Y así podía estudiar, aprender y aprobar. ¡ Ahora está feliz!

Nuestros cursos para aprender a memorizar de forma comprensiva y eficaz son una buena oportunidad para modificar esta manera de memorizar

http://aula2.com/actividades/modulos/

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *