Estrategias para memorizar más en menos tiempo: Gimnasia mental

“¡Enséñame trucos para memorizar para que no me cueste tanto aprender!””¿Cómo tengo que memorizar para conseguir recordar a largo plazo? ¡No quiero quedarme en blanco,  no quiero tener que meter tantas horas y que se me olvide todo después del examen!”

Todos hemos visto demostraciones impactantes de memoria  ¿Hay que ser superdotado para conseguirlo? ¡En absoluto! Aplicando técnicas mnemotécnicas todos somos capaces de memorizar listas muy largas de palabras  que dejarían a cualquiera con la boca abierta. En los talleres de memoria de Aula 2 hemos entrenado a mucha gente que han visto  duplicar su capacidad de memorizar. Para ello hay que dedicarle tiempo y no siempre es fácil encontrarlo.memoria aula2

Una vez reconocida la utilidad de las Técnicas Mnemotécnicas queremos  advertiros que el  verdadero aprendizaje es mucho más que eso, por muy prodigiosa que sea la memoria es necesario un aprendizaje significativo previo a la memoria de palabras y cadenas, para triunfar en exámenes que piden relacionar y aplicar los conocimientos. No es lo mismo RECORDAR que SABER.

Si de verdad estás dispuesto a intentarlo sigue nuestras pautas:

  1. Trata de enfrentarte al estudio con curiosidad, hazlo porque te interesa aprender y, si no te gusta, trata de poner interés. Si estudias como si te interesara el tema es más entretenido y los contenidos se fijan mejor. No siempre la materia te va a interesar pero trata de auto motivarte al aprendizaje, ¡es una característica de las personas inteligentes!
  2. Mentalízate de que memorizar te va a costar un esfuerzo y un tiempo, es mejor hacerlo gradualmente y sin prisas: para alimentarnos, preparamos la comida y luego la masticamos hasta que el organismo la asimila. Lo mismo sucede con la memoria, necesitamos un proceso lento que comienza escuchando y atendiendo en clase, leyendo, pensando y resumiendo la información para ir asimilándola gradualmente. Es lo contrario a estudiar de víspera, el famoso “atracón”.
  3. Rompe el mito de que aprender se reduce a “hincar codos”. Esa solo es la fase final. Aprenderás de verdad si tu aprendizaje comienza antes y se produce por diferentes vías: atendiendo a como-puedo-ser-mas-inteligentelas explicaciones en clase tomando apuntes (ver post Buenos apuntes: clave del éxito en el estudio), leyendo comprensivamente el libro o los apuntes, sintetizando los contenidos en esquemas y/o mapas conceptuales (ver post ¡Los esquemas y los mapas conceptuales son una pérdida de tiempo, es mejor estudiar con resúmenes!), consultando en internet y viendo videos y tutoriales, haciendo trabajos y proyectos en grupo (ver post Tengo que exponer un trabajo en clase… Socorro!).
  4. Todo esto prepara la mente para que el aprendizaje sea significativo y no mero almacenamiento pero no hay que saltarse la última y más aburrida etapa: debes asegurarte de que tienes fijados los conocimientos, que eres capaz de recuperar y utilizar la información que has aprendido, que no lo llevas con “alfileres”. Ahora llega el remate fundamental que te asegurará el éxito, es lo que se conoce como, por fin, MEMORIZAR:

1ºPaso: FIJAR los contenidos, repitiendo de forma activa. Lo primero a memorizar es el esquema general, los apartados principales con los puntos incluidos en cada parte, entendiendo la relación entre ellos y fijándolo en la memoria a corto plazo para que, en el segundo paso,  al ir memorizando cada apartado no se pierda la relación con el resto de la información. Lo segundo  consiste en entrar en cada apartado para  memorizar sus contenidos de forma activa (en voz alta o escribiendo) dando sentido a lo que se dice y repitiendo para fijar contenidos.  Antes de terminar destacar las palabras claves que lo estructuran y que nos ayudan a recordarlo.

2º.Paso. ¿Ya te lo sabes? No corras el riesgo de creer que como todo te suena, ya lo dominas y autoevalúate, pregúntatelo sin mirar, así podrás detectar posibles lagunas, inseguridades, conceptos parecidos que has mezclado y datos que no has conseguido retener. Aquí es donde son necesarias y muy recomendables las técnicas mnemotécnicas, y no antes, para recordar esos datos que presentan dificultades.

3º Paso. TÉCNICAS MNEMOTECNICAS. Son trucos que te ayudan a retener esos términos que te cuestan especialmente (palabras sueltas o pares de palabras o listas de términos). No caigas en la fácil tentación de conformarte con repetir y repetir, así solo lo aprenderás a corto plazo. Acostúmbrate a usar las reglas mnemotécnicas.  Todas ellas se basan en la asociación, que es la base de la memoria pero en este caso no has conseguido que esa asociación se produzca espontáneamente y debes buscar, crear una asociación especial, concreta que dificulte el olvido. Las técnicas se pueden agrupar en 2 grupos, el primero buscando que la asociación tenga un sentido y el segundo que sea algo ilógico e incluso disparatado.

  1. Asociaciones lógicas: En contra de otros autores, en Aula2 recomendamos usar siempre que se pueda los conocimientos previos y la lógica: ejemplos, clasificaciones con características que comparten…
  2. Asociaciones ilógicas, llamativas: Para los nombres de personas que no se nos quedan, hacer una imagen usando personas conocidas con ese nombre o  lo que sugiere su nombre o el comienzo de la palabra(Amadeo, Telesforo…), historietas con las iniciales de las palabras, melodías con las listas, cadenas de imágenes mentales…

 

Comments

    • Aula2Admin says

      Seguimos en el mismo local: Sancho el fuerte 24. Están haciendo obras en la calle y por eso le habrá parecido cerrado. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *