El profesor que enseña a pensar a sus alumnos

Queremos que nuestros alumnos aprendan a pensar. ¿ Qué puede hacer el profesor en el aula para que sus alumnos piensen? La base para que los alumnos aprendan a pensar es un sistema educativo de calidad, que lo incluya entre sus objetivos y unos buenos profesores que les enseñen a hacerlo al impartir su asignatura.

Hay quien piensa que enseñar habilidades o competencias en el aula choca con la necesidad de impartir conocimientos, que los largos temarios impiden que en clase se haga algo más que “explicar la materia”. Pero no es cierto. El profesor puede enseñar a pensar si está dispuesto a pensar en voz alta delante de sus alumnos y hacer visible su pensamiento. Si quiere que aprendan a relacionar, tiene que ser él el que relacione los conocimientos y sin pudor les muestre los pasos que sigue hasta alcanzar sus conclusiones (incluidas sus dudas y descubrimientos).

1604

Pero también debe fomentar su participación formulándoles preguntas cuyas respuestas no estén literales en el libro, permitiéndoles confundirse para analizar los errores, programando actividades que les impliquen siempre después de haberles dado la base suficiente y haberles motivado a aprender.(tan mala es la clase magistral que no llega a los alumnos como pretender que aprendan con trabajos en grupo sin dirección suficiente). No decimos nada que no se haya inventado hace 2500 años: Sócrates  hacía preguntas a sus alumnos porque quería hacerles pensar convencido de que no necesitaban conocimientos sino reflexión dirigida por un buen maestro (¿coach? ¡También Sócrates lo inventó!)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *