Dificultades más frecuentes en el estudio

La vida escolar de un alumno puede pasar por distintas situaciones en cuanto al rendimiento académico. Algunos  siguen una trayectoria siempre constante en el rendimiento escolar. Otros han ido bien en Primaria, y al llegar a Secundaria su rendimiento baja.

Cuando surgen dificultades conviene afrontarlas cuanto antes, ya que lo que puede ser relativamente sencillo de corregir cuando se produce, pasado algún tiempo es más dificultoso enderezarlas. Cuando aparecen las dificultades lo importante es enfrentarlas con serenidad y reflexión.

images

Nos puede ayudar el saber cuales son las dificultades más frecuentes en los estudios y que podemos hacer con ellas:

1ª.- No estudiar o hacer como que se estudia

Esto se debe a que se tiene un déficit de hábitos importante. Para lograr ese hábito habrá que dedicar todos los días un tiempo al estudio, a la realización de las tareas. Empezar desde poco para ir subiendo según se vaya afianzando. Más vale poco tiempo y aprovechado que mucho y disperso. Al ponerse a estudiar o trabajar dar un tiempo para cada una de las tareas que va a realizar y exigir hacerlo en el tiempo que se ha dado. Hacer un horario en el que haya tiempo para todo. Poner el estudio en los primeros momentos que se está más descansado.

2ª.- Estudiar los últimos días

Tener un horario diario. Dedicar todos los días un tiempo a los repasos. Cada día de la semana a una materia, por ejemplo una hora, así se va estudiando lo que ya se ha visto y que entrará para el próximo examen.

3ª.- Confundir “lo entiendo” con “ya me lo sé”

Leen una lección y como la entienden, ya creen que la saben y dejan de estudiar. Desconocen que el proceso de aprendizaje implica en un primer momento entender lo que se quiere asimilar y después tiene que haber un momento de fijación. Para ello hay que clarificarles los distintos momentos que tiene el proceso de aprendizaje: comprender, elaborar un resumen-esquemático y fijarlo en la memoria. Estos pasos se descubren con la experiencia en los estudios. Preguntarles lo que dicen que han estudiado para comprobar los resultados.

4ª.- Dificultades de concentración

Si la concentración es la capacidad de dirigir todas las capacidades del conocimiento a la realización de una tarea, se ve que nos encontramos ante una de las habilidades fundamentales en el proceso del conocimiento. Como todas las capacidades, el desarrollo de la concentración es consecuencia de la ejercitación de la misma y la eliminación de los estímulos irrelevantes que puedan captar la atención de quien estudia:

Darse un tiempo para la realización de cada tarea o actividad y exigirse para tratar de realizarla en el tiempo previsto. No es conveniente enfrentarse a una tarea con tiempo ilimitado para realizarla.

  • Antes de ponernos a estudiar dedicar varios minutos a ejercicios de concentración
  • Tener claras las metas.
  • Intercalar descansos.
  • Para sujetar la imaginación lo mejor es utilizarla en el estudio: en vez de hacer el esfuerzo de cambiar de pensamientos .

5ª.- Dificultades en la lectura

La habilidad lectora como cualquier otra habilidad se desarrolla con el entrenamiento, es por ello que la primera tarea a realizar es el ejercicio. Hacer un cuadernito de vocabulario puede ayudar a crear un vocabulario personal muy necesario.

6ª.- Lagunas en las materias. Falta base

Es necesaria una dedicación de un tiempo especial a tratar de remediar esa laguna y potenciar las técnicas de estudio, no tener las suficientes habilidades para estudiar suele dejar lagunas en las materias que se han estudiado.

 7ª.- Ansiedad ante los exámenes

Se controla cortando los pensamientos negativos, centrando la atención en lo que tengo que hacer aquí y ahora, no compararse con los demás en cuanto a lo que tienen hecho del examen. Además es necesario enseñarles a relajarse. Es conveniente que practiquen algún deporte, pues tiene un efecto relajador.

images (1)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *