Aplicaciones mentales para detectar errores

La psicología cognitiva nos demuestra  que no pensamos de forma tan racional como creemos, y lo explicita en los distintos “sesgos cognitivos”: al pensar tenemos distintas querencias o tendencias que nos alejan del pensamiento lógico-racional, y lo que es peor, sin que seamos conscientes de ese error. Algunos ejemplos son el “sesgo de confirmación” (tendemos a fijarnos en los que están de acuerdo con nosotros y nos convencemos de que la mayoría lo están) o el “pensamiento de grupo” (que nos lleva a sobreestimar a los nuestros e infravalorar a los extraños),  la “falacia del apostador” (que nos hace estar muy seguros de que va a ocurrir lo que ya ha ocurrido), o la “selección de la información” (que nos hace ver muchas embarazadas solo cuando lo estamos nosotras). Esto me hace pensar que al estudiar también tenemos algunos malos hábitos mentales que nos perjudican, sin que seamos conscientes y creemos que el detectarlos puede ahorrarnos muchas horas perdidas:descarga

1. DETECTOR de PALABRAS PELIGROSAS: son aquellas palabras que las conozco, las he oído y leído muchas veces pero no sé exactamente su significado, aunque no soy consciente de mi ignorancia. Me suenan pero no sé exactamente qué quieren decir (ejemplo: septentrional y meridional). En general, tendemos a fijarnos en lo que entendemos y a ignorar lo que no comprendemos o es nuevo, y así, podemos llegar a creer que lo que pone ya me lo sé y asegurar convencida que no tengo dudas que necesiten aclaración. Acostúmbrate a detectarlas.

2. BUSCADOR DEL PELIGRO: Cuando memorizo:

  • Tiendo a fijarme en lo que ya me sé y creo sinceramente que me lo sé “casi todo” porque doy más importancia a lo sabido que a lo que queda por aprender. Luego llega el examen y no entiendo qué ha podido pasar. Si eres capaz de encontrar esos puntos peligrosos, no te dedicarás a repasar lo que ya te sabes (es nuestra tendencia natural!),  es mejor que busques lo que necesitas asimilar y dediques a eso tus energías.
  • Al aprender algo nuevo, suele ocurrir que se parece mucho a otra idea y es fácil confundirlos. Para evitarlo tengo que buscar  lo que tienen en común y  lo que les diferencia (las consecuencias de las dos guerras mundiales o los sistemas digestivos de peces y mamífero). Al aprenderlos comparándolos, evitarás liarte en el momento de la evaluación.

3. BUSCADOR de ERRORES:  Nos parece muy interesante una anécdota que cuentan de Einstein sobre su forma de razonar los problemas: dicen que después de rellenar una pizarra con todas sus genialidades, la revisaba y buscaba posibles errores, ¿podía tenerlos? Pues si él los tenía y los encontraba, creemos que nosotros podemos imitarle: Después de hacer un problema de matemáticas, física o química, trata de corregirlo como si fueras el profesor buscando errores. Lo mismo con ejercicios de gramática de inglés o francés.  Tendemos a repetir el mismo tipo de errores, así que, si los anotas y los conoces, los detectarás con más facilidad y podrás evitarlos.

20-errores-que-no-puedes-cometer-en-twitter-buscar1-300x265

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *